20 may. 2011

Lo mismo, cada noche

Recostado en mi cama,
soñaba, recordaba,
sentarme en una nube,
esperando un momento abismal,
me pierdo en el proscenio de mi obra amnesica.


Decido navegar,
obstruir mi mente,
para no sentir mas la agonía,
de un cubículo de mentiras
que rasga mi ser
al no aceptar la realidad de que mi alma
pronto sera putrefacta
y no quedara nada,
solo residuos de oportunidades
de decir la verdad.