25 jul. 2011

Adolf



Atravesé al otro lado
tratando de observar,
sumergidos en culpas externas a mí.
Perdido en ilusiones de acabar con el presente
recapitulo tiempos gloriosos de extinguir razas impuras.

La inmadura melancolía de esta sociedad
me es más fácil dominarle y acabarla
mediante mentiras bien pensadas.
Mi voluntad no era una guerra
pero ahora ya empezada no la puedo perder.
Explorando desiertos serenos de frialdad,
sin vida atrasada, solo muertes,
me llena de satisfacción
el tratar de proteger un linaje, el más puro, el mejor.
Caminando intentando llegar al fin,
muero satisfecho de eliminaciones necesarias.